jueves, 11 de octubre de 2012

ESTO ES LA LECHE





¿Quien no recuerda ese apetitoso desayuno de leche con cola-cao

 (o nesquick, aqui empiezan las divisiones) de pequeño? Incluso aquel vaso de leche calentito antes de acostarse.

¿Será pecado seguir bebiéndolo siendo un poquito más mayor?¿Nos tenemos que conformar con las gotitas de leche que añadimos al café?

Para la alegría, espero, de más de uno, hay una buena noticia: la leche es maravillosa y la ciencia no solo nos deja beberla, sino que nos anima a hacerlo más a menudo. Cierto es que también nos recomiendan hacerlo en su versión adulta: semidesnatada.

Beber leche es la mejor forma de ingerir las dosis de calcio recomendadas.

Se que más de uno estará pensando..............no bebo leche, pero como yogures, queso, etc. La pregunta clave es con qué frecuencia y en qué cantidad.

Alimentos con calcio

Un simple vaso de leche aporta el doble de calcio que un yogur. ¿y que me contais del queso? pues teneis toda la razón, una rodaja de queso semicurado aporta la misma cantidad de calcio que un vaso de leche.............pero el triple de grasas. También hay otros alimentos no lácteos que tienen calcio; así una lata de sardinas (100 g) nos da 315mg de calcio y una de anchoas (100 g) 270 mg; las espinacas de Popeye nos aportan unos 300 miligramos de calcio por ración.

Debeis tener en cuenta que el calcio procedente de fuentes animales  (leche, queso, yogur) siempre es mejor bienvenida por nuestro organismo y lo absorbe mejor que el de origen vegetal (frutas, cereales, verduras).

y.....¿para que tanto calcio?


Todos sabemos que el calcio es necesario para los huesos y que una ingesta adecuada es la mejor forma de prevenir la osteoporosis (si........., no vale con beber leche cuando nos diagnostican la osteoporosis, hay que tomar medidas antes); pero posiblemente desconocemos otras de sus labores como participar en la actividad muscular o en la transmisión de señales nerviosas.
Los adultos necesitamos unos 1000 mg de calcio al día; aunque en épocas de crecimiento o "decrecimiento" aumentan las necesidades.


Para aseguraros un aporte adecuado de calcio es importante que aumentéis el consumo de lácteos, preferiblemente de leche que es el menos calórico y el que más calcio aporta y acabareis llegando a la cantidad recomendada con el aporte de queso, cereales de desayuno enriquecidos, pescado con espinas, queso, etc.

CONSEJOS ESPECIALES Y FALSOS MITOS

Atención especial para las mujeres: la naturaleza fue generosa con nosotras en algunas cosas, pero por lo general nos tenemos que cuidar más y nuestros huesos sufren más; así es que sino queremos rompernos la cadera y en consecuencia caernos, en una edad no tan remota, debemos consumir leche y/o productos lácteos buenas dosis.

Existe un nuevo mito que ronda por las calles  que dice que no es necesario la ingesta de estas cantidades de calcio, puesto que el hombre es el único animal que sigue bebiendo leche después del destete. La cuestión es que el hombre es el único animal racional y elige lo que comer según sus necesidades.

¿ Conocéis algún mito más sobre la leche?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Coméntanos